EL PAIS

Faslos3

Un grupo de expertos en Frida Kahlo, encabezado por Pedro Diego Alvarado Rivera, descendiente del esposo de Kahlo, Diego Rivera, presentó el martes ante la Procuraduría General de la República una denuncia firmada por el fideicomiso del Banco de México -responsable del legado de Rivero y Kahlo-, por la falsificación de unos 1.200 objetos que supuestamente pertenecieron a la artista fallecida hace 55 años. "Llevamos cuatro años denunciando esto", explicaba Hilda Trujillo, directora de los museos Frida Kahlo y Diego Rivera Anahuacalli, portadora de la demanda junto con Alvarado Rivera y Cristina Kahlo, sobrina nieta de la pintora. "Queremos detener lo que constituiría un engaño a la gente", añadió Trujillo al referirse al empeño de Carlos Noyola y Leticia Fernández, anticuarios de Monterrey, por hacer pasar como auténticos documentos, cartas, dibujos, pinturas, blusas, cofres y otros objetos adquiridos desde 2004 al abogado Manuel Marcue. Éste, según los Noyola, había recibido el archivo de Abraham Jiménez López, carpintero que fabricó marcos para el matrimonio de artistas.

S. CAMARENA / I. LAFONT - México / Madrid - 24/09/2009